EFE / La próxima misión espacial de United Launch Alliance (ULA) transportará el módulo lunar Peregrine, de la firma privada estadounidense Astrobotic, así como cenizas y muestras de ADN de expresidentes de EE.UU. y de actores de la icónica serie de televisión ´Star Trek´.

La misión tiene previsto despegar desde una plataforma de la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral, en Florida, a la 1:49 hora local (6:49 GMT), del próximo 24 de diciembre, y en caso que no lo logre la NASA maneja como opciones los dos siguientes días, según confirmó este miércoles la agencia espacial estadounidense.

El viaje servirá para la certificación oficial de los cohetes Vulcan Centaur, la nueva y más poderosa gama de cohetes de ULA, que de esta forma debutará con una misión en la que además de experimentos científicos de la NASA e instituciones de siete países transportará cenizas y muestras de ADN de celebridades y figuras prominentes.

Entre estos figuran ADN hallado en lo que se ha identificado como cabellos de los expresidentes estadounidenses George Washington, Dwight Eisenhower, John F. Kennedy y Ronald Reagan, de acuerdo con Celestis, una firma especializada en memoriales espaciales.

A ello se suman los restos y muestras de ADN de otros “pasajeros” como Gene Roddenberry y su esposa Majel, ambos creadores de ‘Star Trek’, también de actores de esta mítica serie como Nichelle Nichols, DeForest Kelley y James Doohan, así como de Douglas Trumbull, creador de efectos especiales en películas como ‘2001, Odisea del Espacio’.

Muestras de ADN del presidente ejecutivo de ULA, Tory Bruno, y de su esposa, Rebecca, también serán puestos en el espacio gracias a Celestis, que en este viaje, al que ha llamado ´Enterprise Flight´, transportará en total restos y muestras de 200 personas de 35 países.

Peregrine, el primer módulo de EE.UU. que aluniza en 50 años

La que es la primera misión del Vulcan Centaur transportará además el módulo de aterrizaje Peregrine, de la compañía Astrobotic, el cual, cuando previsiblemente el 25 de enero alcance el satélite, se convertirá en el primer módulo estadounidense en llegar a la superficie lunar en 50 años.

El artefacto espacial, con 90 kilos de capacidad, y de 1,9 metros de altura por 2,5 de ancho, llevará en su interior más de 20 cargas de siete países, entre ellos México, que a través de su agencia espacial (AEM) pondrá en la superficie lunar cinco pequeños robots.

Una vez se separe del cohete de ULA, el módulo continuará el trayecto por su cuenta y primero orbitará la Luna para luego descender en la región conocida como Gruithuisen Domes, donde permanecerá activo por unos 10 días para facilitar energía y comunicaciones a sus clientes.

Entre estos figura la NASA, que en 2019 eligió a Astrobotic para el transporte de material científico, bajo su iniciativa Servicios Comerciales de Carga Útil Lunar (CLPS, en inglés), el cual se alinea con Artemis, el programa con el que la agencia espacial estadounidense volverá a mandar misiones tripuladas a la Luna.

El módulo Peregrine llevará consigo proyectos para investigar “la exósfera lunar, las propiedades térmicas del regolito lunar, la abundancia de hidrógeno en el suelo en el lugar de aterrizaje y los campos magnéticos”, así como para analizar el entorno de radiación, según la NASA.

“Será un gran regalo de Navidad”, señaló hoy durante una teleconferencia de la NASA John Thornton, presidente ejecutivo de Astrobotic, en alusión a la fecha programada para el lanzamiento de esta misión.

En caso de que se vean impedidos de viajar en diciembre, Thornton agregó que manejan otras fechas tentativas en enero.

Shares: