Wuhan pide a los residentes no salir pese al descenso de casos nuevos en China

Tiempo de Lectura Aproximado:2 Minutos, 55 Segundos

El máximo responsable de Wuhan, epicentro de la epidemia de coronavirus en China, advirtió a los residentes que se mantuvieran vigilantes y evitaran salir de casa, aunque los últimos datos muestran una disminución de los nuevos casos en el país y ninguna nueva infección en la ciudad.

El país donde el virus surgió a finales del año pasado guardará tres minutos de silencio en todo el país el sábado para llorar a los miles de “mártires” que murieron en la lucha contra la epidemia, según informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Las sirenas para ataques aéreos y las bocinas de los automóviles, trenes y barcos “gemirán de dolor” después de que se observen los minutos de silencio a las 10 a.m. (0200 GMT) en todo el país, dijo Xinhua.

China parece haber contenido la epidemia con restricciones draconianas que han paralizado el país durante dos meses y prácticamente han cerrado la segunda economía más grande del mundo.

La Comisión Nacional de Salud informó el viernes de 31 nuevos casos, en comparación con los 35 del día anterior, lo que supone un descenso considerable desde el punto álgido de la crisis en febrero. Todos menos dos de los nuevos casos estaban relacionados con viajeros procedentes del extranjero.

El número total de infecciones en el continente, que excluye a los pacientes asintomáticos, asciende ahora a 81.620, mientras que el número de muertes aumentó en cuatro, a 3.322. En todo el mundo, el número de casos ha superado el millón, con al menos 52.000 muertes.

Pekín ha animado a las industrias del país a volver a trabajar a medida que la epidemia se va calmando, con la esperanza de una rápida recuperación tras un primer trimestre que, según muchos analistas, supondrá una profunda contracción para la economía de China.

Sin embargo, las autoridades siguen preocupadas por el riesgo de una segunda oleada de infecciones.

El jefe del Partido Comunista de Wuhan, Wang Zhonglin, dijo que la amenaza de un repunte de la epidemia de coronavirus en la ciudad seguía siendo alta y ordenó a los residentes que evitaran salir de sus casas a menos que fuera necesario hacerlo.

Los comentarios se producen unas dos semanas después de que las autoridades suavizaran el confinamiento total de Wuhan y permitieran a algunos de sus 11 millones de habitantes salir al exterior por primera vez desde el 23 de enero, aunque todavía no podían salir de la ciudad.

La capital de la provincia central de Hubei ha sido la más afectada por el virus, con 50.007 casos.

Está previsto que la ciudad permita a la gente viajar fuera de la ciudad el 8 de abril, y voluntarios con trajes especiales han estado rociando las áreas públicas con desinfectante en preparación para un aumento de la actividad.

También en otras partes de China se han ido reimponiendo gradualmente restricciones, entre ellas el cierre de cines a los que se había permitido reabrir.

Las autoridades también están ordenando a las autoridades sanitarias municipales y regionales que intensifiquen la detección, el seguimiento y la supervisión de los pacientes infectados que no muestran síntomas.

Tan solo en Wuhan se registraron 51 nuevos casos asintomáticos, y 705 personas que tienen el virus pero no muestran síntomas permanecen bajo observación médica en la ciudad.

Pekín también ha prohibido indefinidamente la entrada de extranjeros al país para frenar los casos de viajeros procedentes del extranjero, aunque ha fletado aviones para repatriar a los ciudadanos chinos en países con brotes graves.

0 0
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %