Todo suma, pero cuando se suma de más, desborda

0 0
Tiempo de Lectura Aproximado:5 Minutos, 35 Segundos

Por Carlos Silva, @LaLenguadeDante

Hace algunos lustros, un buen maestro de oratoria en la UAQ explicaba que la política de trata del arte de sumar, nunca restar, sino solo cuando es imprescindible y ésta, parece ser una premisa que permanece para cualquier tiempo, para cualquier época.

El anuncio, inesperado para algunos y muy cantado para otros, de la incorporación de Adolfo Ríos, “un refuerzo de lujo” como lo llamó el propio candidato del PAN a la gubernatura a la campaña, no será ni la primera, ni la última de las incorporaciones, pero si una de las que más revuelo ha causado, particularmente por las declaraciones que se han sucedido tras la misma y para tratar de entenderlo, quizá también convenga acudir a otra idea, la que dice que todo lo que suma, es bueno, ahora bien, falta analizar en realidad que tan buena está resultando o puede ser esta última suma.

Adolfo Ríos, nadie lo puede negar, es una extraordinaria persona y fue un exitoso guardameta, que desde hace algún tiempo ha incursionado en la política, lo mismo con el PRI, con el PES, con Morena, con Movimiento Ciudadano, con el partido de las cuatro mentiras (PVEM) y ahora, de otra manera, lo hace con el PAN, en algunas de éstas ocasiones, no en todas, hay que decirlo y aclararlo, ha participado como candidato, no obstante, en todas éstas fuerzas, ha venido haciendo política.

A diferencia de muchas otras experiencias desastrosas, tras su paso por las canchas y el mundo del deporte profesional, la trayectoria Ríos ha sido sumamente exitosa, la suya ha sido una carrera que ha estado exenta del tipo de escándalos a los que se están tan acostumbrados en ese medio y ha sido exitosa también, porque ha podido llevar su experiencia en materia de deportes más allá de las canchas, combinándola con las actividades que le han permitido incursionar en la política, en ambas carreras, ha cambiado de camiseta las veces que ha sido necesario.

Ya como candidato de una muy extraña alianza, montado en la ola morenista que encabezó el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador, Ríos logró hacerse con la segunda posición, desplazando de fea manera al otrora partidazo, el PRI, que llevaba como candidato a un candidato que pasó con más pena que gloria en la persona de Francisco Pérez Rojas.

Adolfo decidió no continuar montado en la posibilidad de otra candidatura con Morena, partido con el que mantuvo siempre, diferencias y posiciones irreconciliables en temas que en lo personal, el portero mantiene una posición muy distinta a la de dicha fuerza política, por citar tan solo un ejemplo, el controversial tema del aborto.

Puesto, bien puesto para el 2021, las diferencias irreconciliables con los partidos que ya antes lo habían postulado, lo llevaron a explorar la posibilidad de abanderar la misma candidatura con otras fuerzas políticas y bien pronto, trabó compromisos con Movimiento Ciudadano, por la aparente frescura que los principales personajes políticos de ésta fuerza política le vienen sumando en el occidente y norte del país principalmente y, posteriormente, lo hizo con la más acomodaticia de las franquicias electorales, la del Partido Verde, cerrando con ambas fuerzas, el compromiso de construir una candidatura común con miras a repetir la hazaña del 2018, pero, como el mismo lo dijo, con un claro afán de revancha.

Sin embargo, algo ocurrió y fallaron los acuerdos, señalado ese incumplimiento por alguna de las partes, Adolfo se hizo a un lado, tratando de mantenerse fiel a su estilo y tratando también, de mantener ese discurso de valores a los que suele apelar; por distintas razones, su ausencia en la boleta, la van a extrañar de diferente manera tanto en Morena, como en el PES, en Movimiento Ciudadano y desde luego en el Verde.

En el primero, las hordas en Morena dirán que no tanto, porque le siguen apostando a que será el halo presidencial lo que les siga sumando a su marca en los comicios locales (lo cual, dicho sea de paso, parece poco probable) y por ello no le apostaron en ésta ocasión a las personalidades de sus posibles candidatos; en el PES, la ausencia será mucho mayor, porque ese pequeño partido rémora de Morena, no puede apostar por el mismo tipo de respaldo presidencial, ni tampoco cuenta con los fichajes necesarios para fortalecer a su marca en lo local, de ahí que la perdida para ésta fuerza de la presencia de Ríos, sea tanto mayor.

Por cuanto hace a MC y al Verde, la perdida radica en dos momentos, la primera de ellas, en la posibilidad de situarse, por primera ocasión, postulando una candidatura que en apariencia, sonaba competitiva y, en segundo lugar, por lo que dicha circunstancia les habría aportado a cada una de éstas dos fuerzas políticas en su esfuerzo para lograr mantener el registro partidista.

Sin embargo, bien pronto, el llamado portero de Cristo dio de nueva cuenta un brusco viraje en su manejo político, pues fue anunciado con bombo y platillo como un refuerzo de primerísimo nivel para la campaña de Mauricio Kuri a la gubernatura, sin embargo, más tardó en ser anunciado éste nuevo fichaje (para seguir usando los términos del argot futbolístico) que en salir a aclarar y precisar que su incorporación lo sería, solamente para apoyar a la persona de Mauricio Kuri, no así a la marca panista, ni a otras candidaturas. El deslinde entonces, fue tan preciso, como innecesario y lo único cierto, es que en cada nuevo viraje, el portero sigue agotando su propio prestigio, al menos por cuanto hace a su participación en la política.

Desconozco que tan necesario haya sido la necesidad de tener que hacer evidente la idea de reforzar una candidatura que a decir de mucha gente, marcha en caballo de hacienda rumbo a la gubernatura y de la misma forma, se hizo latente una gran torpeza y una terrible descortesía política de quien se plantea como un nuevo aliado, de quién aceptó ir a comer a la casa que lo invitaron pero que al llegar, planteó que no podía sentarse a comer con varios de los que ya se encontraban sentados a la mesa, de ahí que las imprecisiones, le cuesten a la campaña y le cuesten también un severo desgaste, al cada vez más mermado prestigio político de una persona que fue extraordinariamente exitosa en el ámbito deportivo, pero que no ha encontrado una buena brújula política que le permita dejar de experimentar ese tipo de desgaste tras cada cambio de camiseta.

Finalmente, es claro que todo lo que suma,  aporta, pero a veces tanta suma, termina por derramar el contenido acumulado y es ahí, cuando surge la interrogante ¿De veras todo suma?.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
Tu Candidatocon el Respaldo Informativo de La de Hoy Querétaro

#Querétaro » Conoce a todos los candidatos, sus actividades y propuestas en un solo lugar, completamente GRATIS »

tucandidato.com.mx #TuCandidato #EleccionesQro2021