Oportunidad no: OBLIGACIÓN

0 0
Tiempo de Lectura Aproximado:2 Minutos, 28 Segundos

Gallos recibe al último equipo en la tabla de cocientes, Veracruz, y solo los tres puntos dejarán saldo positivo de esta encrucijada por la permanencia

Sergio Mauricio Pérez

Este sábado en el estadio Corregidora, se jugará el que para Gallos es –en palabras de su propio técnico Luis Fernando Tena- “el partido más importante de la temporada”. Duelo directo contra el rival en el descenso: los tiburones rojos de Veracruz.

De momento, el club Querétaro es penúltimo de la tabla de cocientes con una ventaja de 10 puntos sobre el sotanero, que es precisamente Veracruz. No hay otra oportunidad de sacarle puntos directamente, y ¿Qué mejor que en casa?. Aumentar la ventaja a 13 puntos en caso de una victoria, es un importante colchón con el que se puede manejar con mucha más tranquilidad el resto de la temporada para asegurar matemáticamente la salvación en los próximos meses.

Sin embargo, los emplumados no ganan en casa desde el 12 de agosto de 2017 en la liga. Aquella ocasión contra Monarcas Morelia por marcador de 2-1. Otra cuestión preocupante en el seno albiazul es la carencia de gol: y es que en los últimos dos compromisos de liga contra Tigres y Morelia, la estadística es fría… Gallos no tuvo un solo tiro a portería. Más aún: en lo que va de la temporada, el Querétaro apenas y registra un total de 5 tiros a portería en los 4 encuentros de liga. Pero la falta de gol, y la casi nulidad de gol tiene raíces aún más profundas: Gallos no tiene la pelota.

Y es que, revisando las estadísticas: Querétaro tuvo el 48 % de posesión en la jornada 1 contra el América, 29 % de visita contra Lobos BUAP en la segunda fecha, apenas 33 % en casa contra Tigres en la tercera jornada y la semana pasada 26 % contra Morelia. Es decir: hasta el momento, el Querétaro no ha podido tener más el balón que su rival en ningún partido de liga. Ampliando los datos: al Querétaro le llegó una ocasión además del gol América en la jornada 1, 4 veces lobos BUAP, 5 veces Tigres y 3 veces Morelia para un total de 13 tiros a gol en contra en 4 juegos. Un promedio de 3 llegadas en contra por partido, que deja al descubierto que Volpi ha tenido trabajo y que la defensa no es tan sólida.

Sin embargo, la oportunidad de sacar los tres puntos este fin de semana parece al alcance de la mano contra un Veracruz que en 4 partidos no ha ganado ni un solo partido y que solo registra 2 puntos. Si a este pobre desempeño agregamos la precaria situación del equipo del puerto en el descenso: parece la víctima perfecta. Pero cuidado, porque el partido tiene trampa. Y si no le puedes ganar en casa ni siquiera a uno de los rivales más débiles de la liga: ¿a quien?. Más que oportunidad, este partido es una obligación.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %