Nuevas prohibiciones en Inglaterra por aumento de contagios de COVID-19

0 0
Tiempo de Lectura Aproximado:2 Minutos, 38 Segundos

El gobierno británico prohibió las reuniones de más de seis personas en Inglaterra para tratar de mantener a raya los contagios de coronavirus después de un fuerte repunte en todo el país atribuido principalmente a la asistencia de adultos jóvenes a fiestas sin observar las normas del distanciamiento social.

Downing Street dijo que se necesitaban medidas urgentes después de que el número diario de casos positivos confirmados por los laboratorios alcanzó casi los 3.000 el domingo. La cifra se redujo el martes a 2.460.

Las autoridades dijeron que a partir del lunes, el límite legal de personas en una reunión en Inglaterra se reducirá de 30 a seis. La nueva ley es aplicable a interiores y exteriores, e incluye residencias privadas, restaurantes y parques. Los infractores podrían enfrentar una multa de 100 libras (130 dólares).

Quedan exentas las bodas, funerales, las actividades escolares y deportivas, y se permitirán concentraciones mayores si el grupo familiar o la “burbuja de apoyo” es mayor a seis individuos. Además, todavía se podrán realizar eventos mayores este fin de semana y es posible que el anuncio oficial incluya otras excepciones.

La decisión del Gobierno británico para Inglaterra -los ejecutivos regionales de Escocia, Gales e Irlanda del Norte pueden tomar sus propias medidas- llega al final de un día en el que los expertos que lo asesoran han alertado sobre el progresivo empeoramiento de la situación.

Ministros del gobierno y científicos recurrieron a diversos medios para exhortar a la población a no bajar la guardia. “Nos hemos podido relajar un poco durante el verano… pero estas cifras recientes realmente nos indican que por mucho que la gente quiera decir ‘oh, bien, se ha ido’, esto no se ha ido”, dijo el doctor Jonathan Van-Tam, subdirector médico del gobierno.

A pesar de que el aumento de infecciones es “mucho más marcado” entre personas de 17 y 21 años, Van-Tam manifestó preocupación de una “tendencia geográfica más general y progresiva” en todo el Reino Unido. “La gente se ha relajado demasiado”, apuntó. “Ahora es momento de que volvamos a comprometernos y nos demos cuenta de que se trata de una amenaza persistente”.

El Reino Unido tiene la mayor cifra de muertos por COVID-19 en Europa, con casi 41.600 dentro de los 28 días posteriores a su diagnóstico. Se cree que la cifra real de fallecimientos es mucho mayor debido a que el saldo del gobierno no incluye a quienes murieron sin que se les realizara una prueba de diagnóstico.

Este martes, John Edmunds, investigador miembro del grupo de asesores del gobierno, advirtió que el número R -que mide el potencial de transmisión del virus- se ha incrementado “por encima del 1” y que, por ello, el país se encuentra en un “periodo de riesgo”.

“Podemos ver que la epidemia está remontando de nuevo. Así que no creo que hayamos alcanzado ese punto en el que se ha podido controlar la epidemia y que permite que la economía regrese a alguna forma de normalidad”, dijo el experto a ITV. Según puntualizó, los casos están subiendo de “un nivel relativamente bajo” pero “se están incrementando ahora de manera exponencial”.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %