Trataremos con EU tráfico de armas: Ebrard tras reunión con Mike Pence
10 septiembre, 2019
Rusia logra reavivar yacimientos agotados de petróleo
11 septiembre, 2019

Podría haber esperanza de recuperar al rinoceronte blanco

El rinoceronte blanco del norte tiene una esperanza real de sobrevivencia con dos embriones “viables”, los cuales fueron creados con huevos recolectados de las últimas hembras restantes y esperma congelado de machos fallecidos.

Najin y Fatu, madre e hija, son los dos únicos ejemplares de rinoceronte blanco del norte en el mundo y viven en la conservación de vida silvestre Ol Pejeta Conservancy en Kenia.

El Servicio de Vida Silvestre de Kenia (KWS, por sus siglas en inglés) anunció este miércoles en su cuenta de Twitter que los científicos lograron crear en Italia los dos embriones, los cuales se almacenan en nitrógeno líquido y pronto serán transferidos a una madre sustituta.

“Tras 10 días de incubación, dos de los óvulos de Fatu se han convertido en embriones viables que se criopreservarán para una futura implantación”, detalló al destacar el hecho como un “importante avance” en el intento por salvar a esta rara especie de la extinción.

Señaló que los embriones, los primeros de este tipo fecundados in vitro, se crearon en los laboratorios Aventea en Cremona, en el norte de Italia, en un proceso llevado a cabo por un equipo internacional, que incluye organizaciones alemanas y checas.

El KWS, una corporación estatal creada para conservar y gestionar la vida silvestre, añadió que aún queda un “largo camino por recorrer”, tomando en cuenta el periodo de gestación de entre 15 y 16 meses, pero los esfuerzos van por buen camino.

El procedimiento inició con la fertilización de óvulos tomados de Najin y Fatu con esperma congelado de Suni y Saut, padre e hijo. El primero sucumbió de causas naturales en 2014 y el segundo murió en 2006.

Los especialistas cosecharon con éxito 10 huevos inmaduros de los ovarios de las hembras, en un procedimiento que se desarrolló sin problemas mientras ambas estaban anestesiadas, en Ol Pejeta Conservancy.

Siete de los 10 óvulos, cuatro de Fatu y tres de Najin, consiguieron ser fecundados el pasado 26 de agosto, pero solo dos de Fatu han evolucionado hasta convertirse en embrión.

El rinoceronte es el segundo mamífero más grande después del elefante, y consta de dos subespecies: blanco del sur y blanco del norte, esté último más raro y en peligro de extinción. El último ejemplar macho, Sudán, murió en marzo de 2018 y era padre de Najin y abuelo de Fatu.

Al igual que otros mamíferos, el rinoceronte enfrenta la caza furtiva como la principal amenaza.