EL SERVICIO DE DECORACIÓN DE INTERIORES DE BOCONCEPT AYUDA A LOS CLIENTES A HACER REALIDAD EL HOGAR DE SUS SUEÑOS
4 noviembre, 2019
¿Le hablas a tu perro? No sirve de mucho: prefieren el contacto físico a las palabras
9 noviembre, 2019

Nuestro mayor error fue permitir que Android ganara a Windows en móviles: Gates

Han pasado muchos años desde que el Departamento de Justicia de Estados Unidos investigara y demandara a Microsoft por prácticas antimonopolio, siendo la causa central el hecho de que Internet Explorer llegara preinstalado como único navegador de Windows. En concreto, van 18 años, y Bill Gates sigue pensando que los efectos que tuvo sobre la empresa que fundó fueron devastadores en algunos ámbitos.

En el reciente documental que lanzó Netflix sobre su vida en Microsoft y fuera, se ve cómo la parte del caso antimonopolio sigue sin hacerle sentir cómodo, y se achaca a sí mismo haber sido ingenuo en aquella época. Ayer, mientras hablaba en una conferencia organizada por The New York Times, afirmó que sin la demanda antimonopolio a Microsoft estaríamos usando Windows Mobile en vez de Android. Y como veremos a continuación, no culpa tanto a las obligaciones que Microsoft tuvo que aceptar como resultado del juicio, sino a la distracción que éste le provocó.

El mayor error de su vida fue permitir que Android ganara a Windows en smartphones

Durante el verano, Bill Gates hizo otras declaraciones en este sentido, afirmando que su mayor error fue permitir que Android fuese lo que es hoy, pues se trata de una posición que según él debió ocupar Microsoft. Y como ahora, se echó cierta culpa: «la mala gestión que llevé a cabo y que causó que Microsoft no sea lo que es Android».

De hecho, Gates llegó incluso a decir que «400.000 millones de dólares se habrían transferido de Google a Microsoft». Volviendo al caso de ayer, Gates añadió que «llegaron tres meses tarde con un lanzamiento que Motorola habría usado en un teléfono, por lo que sí, es un «el ganador se lo lleva todo». El antiguo CEO no hace referencia a una época concreta, pero probablemente se refiera a la época pre-Android, cuando Motorola era aún muy potente.

No sabemos qué pudo ocurrir dentro de Microsoft aquellos años. Lo que sí sabemos es que Windows Phone llegó muy tarde una vez se había anunciado el iPhone, al que Ballmer despreció, y Android.

El caso contra Microsoft pudo dar un frenazo a su progreso, pero Microsoft tuvo años para reponerse que nunca aprovechó con el ritmo que se le presupone a una de las empresas más grandes del mundo. Incluso llegando tarde Windows Phone, Windows Mobile tampoco aprovechó nunca su posición de dominio en smartphones ni se comercializó como un sistema operativo hegemónico más allá de los negocios, al estilo de la primera BlackBerry.

Además, si hubiera buscado una masificación, Microsoft podría haber dado pasos que su dirección nunca acometió a tiempo. Por ejemplo, permitir mayor compatibilidad con hardware, como por ejemplo, procesadores de Mediatek que impulsaran a la gama baja. Y, sobre todo, reducir el coste de las licencias por cada terminal vendido con Windows Phone preinstalado, algo que Google siempre puso muy fácil con Android, tanto en variantes que no usaban sus aplicaciones, por ser libre, y donde sí.