España compró kits de prueba a China a una empresa sin licencia y no funcionan bien

Tiempo de Lectura Aproximado:3 Minutos, 19 Segundos

La situación de España frente al coronavirus preocupa cada vez más. Por eso, el gobierno español anunció la compra de material sanitario a China para controlar el contagio en el país. Sin embargo, varios laboratorios de microbiología alertaron que los test rápidos de prueba adquiridos del gigante asiático no funcionan bien.

Ayer, el gobierno de España anunció la firma de un contrato de 432 millones de euros (467 millones de dólares) con China para adquirir material sanitario para hacer frente a la pandemia. Según explicó el ministro de Sanidad Salvador Illa, el contrato contempla el suministro de 550 millones de mascarillas, 5,5 millones de tests rápidos, 950 respiradores y 11 millones de guantes para mitigar la carencia de material en España.

Pero la compra de los test rápidos encendió las alarmas de los científicos. «No detectan los casos positivos como era de esperar», indicó una fuente que participó en las pruebas. Los test rápidos, fabricados por la compañía china Bioeasy, con sede en Shenzhen, uno de los polos tecnológicos del país asiático, tienen una sensibilidad del 30%, cuando debería ser superior al 80%, expresó esa fuente al diario El País.

En relación con esta compañía, la Embajada de China en España ya había informado que los kits de test rápidos que compró España para diagnosticar con más rapidez los casos de COVID-19 fueron adquiridos de una empresa sin licencia.

Después de que los expertos evaluaran la eficacia de los test de prueba, concluyeron en que lo mejor era dejar los kits de la empresa china descartados y recomendaron seguir utilizando la prueba actual, la PCR.

Las pruebas de detección del coronavirus que utilizan actualmente los laboratorios de microbiología de los hospitales españoles se basan en una técnica molecular llamada PCR (reacción en cadena de la polimerasa, según sus siglas en inglés) que detecta el ARN del virus en una muestra de exudado nasofaríngeo, que se toma a través de un palillo que se introduce en la nariz o la boca. Pero las reacciones se producen en unas máquinas llamadas termocicladores en tiempo real y tardan hasta cuatro horas hasta obtener el resultado.

En cambio, los test rápidos funcionan de forma similar a los de embarazo: la muestra tomada también de la zona nasofaríngea se diluye y se deposita en un cartucho con una tira reactiva que marca con líneas si es positivo, negativo o inválido. Los test detectan la presencia de antígeno y el resultado se obtiene en 10 o 15 minutos.

El gobierno de España anunció la firma de un contrato de 432 millones de euros (467 millones de dólares) con China para adquirir material sanitario para hacer frente a la pandemia.

A partir de los ensayos preliminares realizados por estos laboratorios de microbiología la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) se recomendó no usar estos test y seguir haciendo PCR. Según los expertos, con la baja sensibilidad del material comprado a Bioeasy no tiene sentido usarlos porque igualmente se requeriría del trabajo de PCR para determinar verdaderamente los contagios.

El documento de la sociedad científica que agrupa los microbiólogos en España confirma que este tipo de test «indican una sensibilidad inferior al 30% y una especificidad del 100% en poblaciones que acuden a las urgencias de los hospitales en las que el porcentaje de positividad de la PCR es del 84% y de trabajadores sanitarios en las que el porcentaje de positividad es del 50%». «Estos resultados impedirían su introducción en rutina», detalla el informe.

Tras el análisis, esta sociedad científica considera que «la detección de antígeno [los test rápidos recién llegados] podría tener una aplicación en aquellos casos que se desea un diagnóstico rápido, sobre todo porque presenta un valor predictivo positivo elevado». Pero añade que «posteriormente se debería hacer PCR si la detección de antígeno fuese negativa y existe una alta sospecha de Covid-19?. Y reitera: «La PCR sigue siendo la prueba de elección para el procesamiento de un elevado número de muestras».

0 0
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleppy
Sleppy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %