La ola rosa en las campañas panistas

0 0
Tiempo de Lectura Aproximado:4 Minutos, 3 Segundos

Desde el inicio de las campañas municipales ha sonado con cierta insistencia algo que al paso de los días y semanas ha venido a convertirse en un elemento diferenciador por cuanto hace al manejo de las campañas por la alcaldía capitalina, el despliegue que juntos, o por separado, han venido haciendo el aspirante panista Luis Bernardo Nava y su esposa Arahí Domínguez de Nava, lo que está marcando un hito en los comicios locales, muy particularmente por la fuerte presencia que ha venido desplegando la esposa del candidato, quien ahora también, se ha sumado a las tareas y a la difusión de la campaña de su esposo en calle como una más.

Lo que se ha identificado por el propio equipo del candidato como una campaña de mujeres y llevada a cabo por mujeres, ha venido generando un movimiento que parece estar rebasando incluso el esfuerzo que otras candidatas vienen realizando y que no ha faltado algún incauto candidato a la gubernatura que ante lo evidente, ha intentado también subirse a la cresta de la llamada ola rosa.

La naturalidad y un manejo desenvuelto, han hecho que la de Arahí Domínguez, parezca más una irrupción novedosa que el tradicional papel que desde siempre han desempeñado las consortes de quienes participan en política, al punto, de que hoy está logrando constituirse como el gran elemento diferenciador entre las campañas capitalinas.

Lo mismo es posible ver a la señora Domínguez acompañando a Nava a un evento por la mañana, que verla en un recorrido por las calles del Tintero y más tarde acompañando de nuevo a su esposo en un largo, muy largo recorrido por el tradicional tianguis de esa localidad, que a decir de muchos, es el más grande de la ciudad.

Con un fácil manejo de palabra, con la expresividad que solo se ve limitada por el uso del cubrebocas, pero con un manejo corporal que transmite, hoy la esposa de Luis Nava viene a constituir uno de los grandes aportes a la campaña de éste, a diferencia de otros candidatos y candidatas que no parecen haber podido despertar y provocar el mismo efecto en sus parejas o familias.

La irrupción de Arahí, refresca de buena manera las tradicionales formas de hacer política, con un discurso ágil y quizá, de mucho mayor contacto al poner de relieve su papel de esposa, mujer emprendedora y madre, lo que de inmediato lleva a muchas mujeres a empatar con cualquiera de éstas facetas.

El esfuerzo que encabeza la señora Arahí Domínguez comenzó a percibirse muy tempranamente y se le conoce ahora, como la llamada ola rosa queretana, un esfuerzo que ha logrado conducir el esfuerzo de las mujeres que simpatizan con la oferta política del aspirante municipal del PAN.

Estratégicamente, la campaña de Luis Nava parece haberse recargado en dos grandes pilares que soportan buena parte de su campaña, por un lado, en el  esfuerzo también muy destacable por parte de los jóvenes y en éste al que se hace referencia, por parte de las mujeres y la apuesta no parece equivocada al ser las mujeres el mayor segmento de electores y el que más participa y al empuje que propician la participación y el entusiasmo de los jóvenes.

Tampoco es casual ver entre algunos de los eventos de la señora Domínguez a buena parte de un equipo que ya ha trabajado en anteriores campañas políticas en las que obtuvieron resultados holgados y copiosas votaciones para los candidatos con los que compartieron tareas y quienes son señalados como un equipo de reconocida experiencia en campañas exitosas; se sabe que ha sido este equipo, uno de los que le han proporcionado al PAN, la posibilidad no solamente de recuperar espacios que antes estaban perdidos, sino de haber hecho ganar a su candidato por holgados márgenes de votación. Hay que decirlo, hoy se encuentran insertos en el proyecto político de Luis Nava, incorporados luego de la notoria distancia que han dejado ver de su anterior jefe, el hoy diputado Marcos Aguilar, con quien parecen ahondarse las diferencias el regidor Héctor Julio García, Manuel Pegueros, Estela Valenzuela, Carlos Silva y Rodolfo Martínez, quienes hoy se encuentran sumados al proyecto de Luis Nava y su presencia en la calle, que es lo que mejor saben hacer, comienza a notarse de la mano de la llamada ola rosa, lo que evidentemente no es ninguna casualidad.

Gran éxito parece anotarse ya desde ahora el equipo de Luis Nava luego de haber conjuntado un importante esfuerzo a partir de la presencia, cada día más fuerte, de las mujeres en su proyecto. Hoy, en unas elecciones que se enmarcan por la presencia de muchas mujeres como candidatas, la ola rosa del aspirante panista, parece ser, el esfuerzo más articulado para canalizar todo el empuje, el dinamismo y el entusiasmo que las mujeres suelen aportarle al tema de las campañas.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %