A través de brindar talleres con herramientas para la identificación y cierre de ciclos de discriminación que generan violencias entre las juventudes y otras poblaciones en situación de discriminación.

Para lograr que Querétaro deje de ser el tercer estado del país que más discrimina después de Yucatán, Puebla. Según la Encuesta Nacional de Discriminación (Enadis) 2022.

Así lo anunciaron las organizaciones juveniles SOS Discriminación Internacional Querétaro y el Observatorio Juvenil por la No Discriminación Querétaro (OJQ), en el marco del 10 de diciembre “Día Internacional de los Derechos Humanos”.

“En 2024, las organizaciones juveniles SOS Discriminación Internacional Querétaro y el Observatorio Juvenil por la No Discriminación Querétaro (OJQ) fortalecerán sus esfuerzos y alianzas para erradicar los prejuicios que generan patrones o conductas de discriminación que violentan los derechos humanos. A través de talleres que brinden herramientas para la identificación y cierre de ciclos de discriminación que generan violencias por motivos de edad, género, orientación sexual e identidades de género, discapacidad, entre otros. Pues de está manera se contribuirá a que nuestra entidad deje de ser el tercer estado del país que más discrimina con un 30.5%, después de Yucatán (32.1%), Puebla (30.6%), según la Encuesta Nacional de Discriminación (Enadis) 2022”. Así lo anunció Manuel Edmundo Ramos Gutiérrez, presidente de SOS Discriminación Internacional Querétaro y maestro en estudios de género, identidad y ciudadanía por la Universidad de Huelva, España, en el marco del 10 de diciembre “Día Internacional de los Derechos Humanos.

Según el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) “La discriminación es una práctica cotidiana que consiste en dar un trato desfavorable o de desprecio inmerecido a determinada persona o grupo, que a veces no percibimos, pero que en algún momento la hemos causado o recibido y sus efectos en la vida de las personas son negativos porque tienen que ver con la pérdida de derechos y la desigualdad para acceder a ellos; lo cual puede orillar al aislamiento, a vivir violencia e incluso, en casos extremos, a perder la vida”.

Desafortunadamente las cifras de la Enadis 2022 realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi); el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), revelan que, en Querétaro el 30.5 por ciento de la población de más de 18 años declaró haber sido discriminada. Por lo que dicha cifra representa un incremento del 57.6 por ciento con respecto al año 2017, última fecha en la que se realizó un ejercicio similar y donde el 19.4 por ciento de la población de 18 años y más, habían referido ser víctimas de la discriminación en la entidad, con base en diferentes motivos.

Respecto a las cifras anteriores, el presidente de SOS Discriminación Internacional Querétaro indicó que dicho aumento se debe en gran parte, a que la discriminación se ha normalizado tanto como la violencia en la vida cotidiana y de generación en generación, derivado de la cultura de prejuicios y estigmatización de la diversidad, así como la diferencia, que aún prevalece, donde se les sigue percibiendo como algo negativo y no como algo positivo, donde todas las personas diferentes podemos aprender unas de otras, respetando los derechos humanos, constitucionales, la igualdad de trato y de oportunidades, para que de esa manera se proteja la dignidad humana de cualquier discriminación o violencia.

En el mismo sentido, Ramos Gutiérrez destacó la necesidad de que se fortalezcan las instituciones que ya trabajan para prevención y erradicación de la discriminación en el municipio y el estado. Así como su vinculación y trabajo conjunto con las organizaciones de la sociedad civil, empresas, instituciones educativas y toda la sociedad, pues de esa manera se podrá avanzar en la transversalización de la perspectiva de no discriminación, para poder garantizar el derecho constitucional a la no discriminación y a que todas las personas podamos vivir libres de cualquier forma de violencia.

Finalmente, integrantes juveniles de las mencionadas organizaciones juveniles antidiscriminatorias respaldaron la importancia de que las nuevas generaciones reciban talleres para aprender a identificar y cerrar los ciclos de discriminación que en la mayoría de los casos son inconscientes y que violentan los derechos humanos porque generan violencias por motivos de edad, género, orientación sexual e identidades de género, discapacidad, entre otros.

“Porque cuando alguien te discrimina, te lastima y no tienes herramientas para sanar esa herida que te generó la discriminación, entonces más adelante también tú discriminas a otra persona generándose así el ciclo de discriminación que también lleva a la violencia, porque también cuando alguien es discriminado puede reaccionar con diferentes formas de violencia para defenderse, generando también ciclos de violencia. De ahí la importancia de concientizar, desnormalizar las discriminaciones, así como las violencias y atender las heridas que estás generan para no repetirlas”. Concluyeron las juventudes de SOS Discriminación Internacional Querétaro y el Observatorio Juvenil por la No Discriminación Querétaro (OJQ).

Shares: