El priísmo sobreviviendo

0 0
Tiempo de Lectura Aproximado:3 Minutos, 6 Segundos

Por Carlos Silva, La lengua de Dante.

Tras los resultados de la jornada electoral de anteayer, en dos de las entidades en las que aún no se conoce la alternancia en los gobiernos estatales que, desde 1929 siguen siendo gobernados por el PRI, éste último se alzó con sendas victorias en esos comicios locales en los que estaban en juego, diputaciones locales y presidencias municipales.

No, no ha sido el PAN el que destacó como el principal partido opositor a Morena en estos comicios, aunque sin duda parecen ser de los que mayormente festejan el descalabro sufrido el fin de semana por Morena. Aunque es notoria la intervención de los gobernadores en estos comicios, los magros números alcanzados por el PAN, habrá que decirlo, rayaron en la irrelevancia.

En contraparte, los claros triunfos parecen haber despertado el alicaído ánimo de los priístas que desde el 2018 no conocían más que de las deserciones que sufrían en sus filas para engrosar las de Morena y este par de triunfos locales de su partido parecen ser una bocanada de aire fresco.

A los priístas parece no importarles el hecho de la reciente detención del secretario de la defensa durante el gobierno de Peña Nieto al parecer por claros y marcados vínculos con grupos delincuenciales, piensan los priístas que es tal el nivel de repudio que la gente siente por AMLO y su 4T, que la sociedad es capaz de perdonarle de nuevo todo ese tipo de excesos al PRI y permitir de nueva cuenta su retorno, todo sea, con tal de sacar a AMLO de Palacio Nacional y regresar a Los Pinos.

Es cierto aquello de que al PRI se le ha dado la extremaunción en más de alguna ocasión, en 1997, en el 2000 y recientemente en el 2018 y a pesar de ello, a pesar de la rampante corrupción prohijada por el gobierno presidencial de Peña Nieto, no son pocas las voces
que se desgañitan diciendo que el PRI es un partido que sabe gobernar y que tiene la experiencia para enfrentar los retos a los que hoy tienen tan atribulado a nuestro país, incluyendo aquellos que se han derivado de los yerros y de la corrupción del último gobierno que les permitió la gente fastidiada de los dos gobiernos panistas tras la primer alternancia.

Lo grave y no por ello menos paradojico de todo esto, es que ha sido justamente el hastío que la gente experimentó por los últimos gobiernos panistas y priístas lo que encumbró a Andrés Manuel y a su movimiento transformador, como para que, de nueva cuenta y aceleradamente, vengan a ser AMLO y su 4T los que brinden el impulso para un posible retorno del PRI ¿O es que cuál de los dos le parece mejor para que regresen hacer de las suyas, el PRI o el PAN?

Los resultados de las más recientes elecciones dan para muchas pláticas de café, para muchas teorías, para mil interpretaciones, sin embargo y a pesar de cualquier posible explicación, después de las trapacerías y los desfalcos que han vivido los coahuilenses durante el Moreirato por ejemplo y viéndolos votar en carro completo por el PRI, sigo pensando que los mexicanos tenemos los gobiernos que nos merecemos.

No me parece que los resultados de ésta jornada electoral sean para que priístas, panistas y demás detractores del amloeísmo echen las campanas al vuelo, aún falta mucho para que cualquiera de estas opciones puedan volver a plantearse como un alternativa frente al movimiento lopezobradorista que, partir de ayer, deberá aprender la lección de que la soberbia, no permite ganar elecciones.

Y mientras tanto, mientras Morena se derrota sola a si misma, insisto en un hecho, que los mexicanos tenemos lo que merecemos…

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %