Campañas y pandemia

0 0
Tiempo de Lectura Aproximado:3 Minutos, 32 Segundos

Por Carlos Silva, La lengua de Dante.

El verdadero reto durante las actuales campañas, será no solamente ver a poco más de cuatrocientas personas tratando de posicionar su imagen a partir de mostrar fotos que a nadie le interesan, haciendo cosas, que a nadie más le interesan, mostrando sus mascotas, preguntando una serie de tonterías tratando de enganchar a sus posibles seguidores a los que mueren por convertir en sus potenciales votantes, en fin, realizando una serie de malabares, ridículos y hasta desfiguros, todo, con tal de llamar la atención de quienes de una u otra manera participan en ese bizarro mundo de las redes sociales en todas su vertientes.

Ciertamente y por cómo marchan las cosas, nada parece indicar que a la vuelta de dos o tres meses las cosas pudieran volver a ser normales, no hay dada que permita avisorar que así podría ser, luego entonces, las campañas no podrán llevarse a cabo como hasta ahora las hemos conocido, con brigadas de personas en las calles recorriendo las colonias recabando datos, haciendo detecciones de posibles votantes y ya propiamente en la campaña, volanteando, difundiendo los contenidos, propuestas y mensajes de ese universo tan amplio de candidatos que en ésta ocasión se presentan de la mano de once partidos más aquellos que hayan optado por la vía independiente.

Todo aquello que no haya podido hacerse con anticipación, antes incluso del pasado 2020, difícilmente podrá ser llevado a cabo en condiciones normales y, para el caso de que no falten quienes se aventuren a hacerlo de la misma forma, tales tareas no estarán exentas de riesgos para quienes salgan a las calles, pero también, para quienes abran las puertas de los brigadistas en campaña, trátese de la tarea que estos quieran llevar a cabo, ya sea encuestas, recabar datos, difundir mensajes, etc.

Quizá como nunca antes y casi necesariamente, la contienda tendrá que trasladarse a la arena de las redes sociales, en donde partidos políticos y candidatos tendrán que ser, verdaderamente creativos para tratar de captar la atención de un universo de electores que cada vez son menos atentos a los contenidos de fondo que circulen a través de las redes sociales.

El verdadero reto, para los candidatos y los partidos que los postulan, estará en saber captar la atención de esos electores cuyos votos tanto les urgen; no perdamos de vista que la urgencia en cada caso, es diferente, mientras que una buena parte de los candidatos saben que tienen pocas, realmente muy pocas posibilidades de ganar, los partidos son los más urgidos de campañas innovadoras y efectivas dado que, sin detenerse a pensar mucho en las posibles derrotas de la inmensa mayoría de sus candidatos postulados, los dirigentes de estos institutos políticos saben que una baja votación los puede dejar sin la posibilidad de mantener el registro y, consecuentemente, perder la franquicia partidista y todos los privilegios y beneficios que eso les significa.

Con lo apretado de los tiempos que faltan para el inicio formal de las campañas, ese mundo de candidatos, muchos de ellos, verdaderos desconocidos, habrán de batallar para darse a conocer, para difundir la belleza de sus rostros, el hueco contenido de su manejo en redes, sin embargo, deben hacerlo si aspiran a hacer algo distinto al ridículo que a muchos de ellos les espera.

Así, mientras que las campañas habrán de ser en ésta ocasión mayormente virtuales, lo que no se haya hecho antes para conformar estructuras para sus diferentes tareas (representación electoral, promoción, detección y movilización del voto) ya no será posible alcanzar a hacerlo y a éste hecho, agreguen el nuevo ingrediente que deben tener muy en cuenta los equipos de campaña para motivar de la mejor manera a sus posibles votantes para que acudan y permanezcan formados en las filas para votar, habida cuenta de que por ahora no existen otro tipo de alternativas para poder hacerlo, a sabiendas de los riesgos que ello habrá de implicar y de la falta de elementos que motiven y entusiasmen a los electores para la movilización del llamado Día D.

Ya nos tocará ser testigos de ese gran esfuerzo imaginativo que partidos, políticos y equipos de campaña deban desplegar para alcanzar los resultados que pretenden en las siguientes elecciones.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
100 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %