Inauguran Feria de Artes, Ciencia y Tecnología UAQ
15 abril, 2018
Los mexicanos caen fácilmente en estafas a través de WhatsApp
15 abril, 2018

Sin ley en penales de Querétaro, según organismo contra la tortura

El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNPT), detectó que en los Centros de Reinserción Social (Ceresos) de Querétaro y Jalisco, los internos realizan funciones de autoridad y cobran cuotas a otros reos, por lo que convocó a los Gobiernos de dichos estados a tomar medidas de prevención.

El MNPT solicitó designar a personal con capacidad de decisión suficiente para vigilar que se protejan derechos humanos como lo son trato humano y digno, a la legalidad y seguridad jurídica, a la protección de la salud e integridad personal.

Dio a conocer el informe de Supervisión 1/2018 y 4/2018 que el MNPT dirigió a Francisco Domínguez Servién y Aristóteles Sandoval, gobernadores de Querétaro y Jalisco, respectivamente, y a los fiscales Alejandro Echeverría Cornejo y Raúl Sánchez Jiménez, sobre lugares de privación de libertad, tras las correspondientes visitas realizadas en junio y noviembre de 2017, por el Mecanismo a diversos lugares de detención en que se examinaron el ingreso y permanencia de las personas privadas de la libertad, así como el trato y condiciones de detención.

Se observó que personas privadas de la libertad ejercen funciones exclusivas de la autoridad, gozan de privilegios y cobran cuotas a los demás internos para acceder a algunos servicios, lo que fomenta el autogobierno, provoca situaciones de violencia y favorece el tráfico de sustancias prohibidas.

Así como sobrepoblación, hacinamiento; falta de lugares de detención, aseguramiento e internamiento para la población femenil, lo que coloca a las mujeres en situación de riesgo y vulnerabilidad; falta de áreas adecuadas para establecer comunicación privada y libre entre detenidos y defensores, lo que viola diversas disposiciones nacionales e internacionales en la materia.

La supervisión también comprendió entrevistas con médicos, abogados y psicólogos, personal ministerial y de seguridad; revisión de expedientes y formatos de registro, y recorridos generales por las instalaciones con el propósito de verificar y constatar el funcionamiento y las condiciones en que se encontraban las áreas.