Por qué una maestra con cáncer en California debe pagar por su sustituta
12 mayo, 2019
Alertan que millones en EEUU podrían estar expuestos a agua potable contaminada con sustancias tóxicas
12 mayo, 2019

¿Quién vive en la mansión de Los Ángeles donde decomisaron el arsenal de más de 1,000 armas?

En una mansión en el opulento vecindario de Holmby Hill, Los Ángeles, el 9 de mayo la policía halló y decomisó una colección inusitada: más de 1,000 rifles, pistolas y escopetas, además de una cantidad importante de munición, en lo que sería uno de los mayores arraigos de armas en posesión de civiles en la historia reciente de Estados Unidos.

Un reporte anónimo llevó a las autoridades a realizar ese hallazgo.

En la casa donde se encontró ese arsenal, valuada en 7 millones de dólares, vive la empresaria de bienes raíces Cynthia Beck, quien se dice tuvo tres hijas con el millonario Gordon Getty, hijo del magnate J. Paul Getty, de acuerdo a la televisora CBS News. Con todo, no se ha indicado oficialmente si Beck tiene alguna conexión con el decomiso y la acusación vinculada al caso.

Quien sí fue arrestado durante la incautación de esas armas fue Girard Damien Sáenz, de 56 años, a quien se le impusieron cargos por fabricación, transporte y venta de armas de asalto. Esto porque aunque el arsenal incautado es muy variado, e incluye armas largas, cortas e incluso algunas históricas, también hay en él fusiles de asalto, aunque autoridades de la Oficina Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos indicaron que “no tienen razón para suponer que el público haya estado en peligro” a causa ese armamento.

Pero en la Policía de Los Ángeles sí reconocieron que “está más allá de toda comprensión que alguien pueda tener tantas armas en una residencia como esa, en un vecindario como este”.

Eso, es de suponer, porque no es infrecuente el hallazgo y la incautación de arsenales mantenidos ilegalmente, pero eso no resulta para nada común en un barrio rico, cuyos vecinos son celebridades y multimillonarios, como es Homby Hill.

Durante la operación policial las armas fueron colocadas en la acera adyacente a la casa y fueron por ello muy notorias para el público y la prensa. Algunos policías declararon llanamente que nunca habían visto tal cantidad de armas juntas.

La gran interrogante que permanece es quién es Sáenz y por qué o para qué se había acumulado ese arsenal en la casa de Beck. De acuerdo al portal Heavy, Sáenz es un contratista que ha mantenido por años una sociedad con Beck, y es copropietario con ella de diversos bienes. El edificio donde se ubica la oficina de Sáenz es propiedad de Beck y ambos comparten otras propiedades. Y ella posee en total cerca de 60 millones de dólares en bienes raíces en Los Ángeles.

La mansión donde estaba el arsenal ha estado vinculada a problemas legales en el pasado. De acuerdo a Heavy, en 2001, el año en que Beck compró la casa, se desató un litigio con sus vecinos por modificaciones hechas en su propiedad, pero ella perdió el caso y debió pagar 6 millones de dólares en compensación. Luego, Beck volvió a perder otro litigio con sus vecinos y tuvo que pagar 446,000 dólares en gastos legales.

Con todo, el hallazgo del arsenal y los cargos penales vinculados a él que pesan sobre Sáenz opacan por mucho las disputas previas de Beck, quien con todo no ha sido acusada ni se encontraba en la mansión cuando las autoridades incautaron las armas y arrestaron a Sáenz.

Por ello, el misterio sobre quién era el propietario o el destinatario de esas armas y cuál era su uso o finalidad permanece aún sin aclarar. El proceso judicial que apenas comienza presumiblemente pondrá luz al que ya se ha conocido como uno de los más grandes y más extraños decomisos de armas en la historia reciente de Estados Unidos.