Alistan leyes secundarias de Guardia Nacional, Extinción de Dominio y Prisión Preventiva
14 marzo, 2019
Fovissste liberó 36 mil 700 créditos en 100 días de gobierno de AMLO
14 marzo, 2019

Nunca más una Comisión ausente para erradicar violencia contra mujeres

Frente a la emergencia que significa que en México nueve mujeres por día sean asesinadas, la titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), María Candelaria Ochoa, garantizó que “nunca más” dicha instancia estará ausente de su responsabilidad en la política para la atención de la violencia de género.

Ofreció una revisión de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) para garantizar, como lo establece la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la seguridad de mujeres y niñas, el cese de la violencia en su contra, así como la eliminación de las desigualdades producidas por una legislación o política pública que agravia sus derechos humanos.

“Creo que es necesario hacer las reformas necesarias (a la Ley General). Como diputada (federal) presenté algunas propuestas que desafortunadamente en la 63 Legislatura no se aprobaron pero hoy, desde el gobierno de la Cuarta Transformación, vamos a impulsar que salgan adelante”, subrayó.

Esto, luego de las cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Mujeres que refieren que en México, cada día son asesinadas nueve mujeres, que seis de cada 10 han sido violentadas, que 41.3 por ciento ha sufrido de violencia sexual y que la mayoría de ellas lo ha presenciado en la calle o parques, transporte público, plazas comerciales y vivienda.

“Es gravísimo que nueve vidas de mujeres se pierdan al día. Lo que yo puedo decirles -y ese es mi compromiso-, es que esta Comisión va a estar muy presente y no va a volver a estar ausente (de su responsabilidad) mientras yo esté al frente”, dijo a Notimex.

En entrevista, expuso que si bien las Alertas de Género son un llamado de alerta urgente para que los gobiernos de los estados y municipios hagan algo sobre este tema, lo cierto es que “no han sido efectivas ni mucho menos, eficientes”.

“Prevenir debe ser una acción de manera cotidiana (…), lo que tenemos que hacer es atender la Alerta de Género no solamente desde la prevención sino desde una acción emergente y urgente”, esto es implementar acciones en materia de prevención, justicia y reparación, destacó.

Ochoa Ávalos afirmó que acudirá a los centros de justicia, a las reuniones con los gobernadores, a estar al pendiente de las Alertas (de Género) que me parece que la Comisión ha tenido una especie de ausencia en ese sentido”.

De 2015 a la fecha, la Secretaría de Gobernación ha emitido 17 Alertas de Género: Colima, en cinco municipios; Chiapas, en ocho; Estado de México, en 11; Guerrero, en ocho; Michoacán en 14, Morelos en ocho, Nayarit en siete, Nuevo León en cinco y Quintana Roo en tres municipios.

Asimismo, en seis ayuntamientos de San Luis Potosí, en cinco de Sinaloa, en 11 de Veracruz, donde se emitió una segunda alerta por agravio comparado para todo el estado (212 municipios), así como en 58 municipios de Zacatecas, 40 de Oaxaca, 16 de Durango, ocho de Campeche y 10 de Jalisco.

Señaló que en la Ciudad de México y el estado de Puebla, están en proceso de revisión para la declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres y hay una solicitud de declaratoria por desaparición para los municipios mexiquenses de Toluca, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Cuautitlán, Chimalhuacán, Ixtapaluca y Valle de Chalco.

María Candelaria Ochoa comentó que sus primeras horas al frente de la Comisión las ha dedicado a revisar el presupuesto destinado para este año, el cual asciende a poco más de 260 millones de pesos, de los cuales más de 200 millones de pesos son para subsidios de los estados y los centros de justicia.

“Ahorita, dijo, estamos iniciando las reuniones con los responsables de las alertas de violencia de género en Puebla, Sonora y Guerrero que son las tres que tenemos en puerta y les tenemos que dar una respuesta rápida”, comentó.

La activista, académica y feminista, como ella misma se define en redes sociales, aseguró que el trabajo de esta instancia no se puede entender sin el apoyo de las organizaciones sociales.

“En cuanto terminemos de revisar lo urgente y lo importante, vamos a convocar a una reunión con todas las acciones que han solicitado la alerta de género para que también nos ayuden no sólo a vigilar y a implementar las alertas, sino que nos aconsejen, que nos diga qué ha sido a lo bueno y qué es lo malo que tenemos que corregir”, expresó.

Resaltó la urgencia de avanzar hacia la consolidación del Banco Nacional de Datos, el cual debe ser “alimentado” con la información que proporcionen los estados y municipios; “dado que si se revisa, se comprobará que no coindicen las cifras y que hay fiscalías o procuradurías que no lo alimentan (la base de datos)”.

Para la psicóloga egresada de la Universidad de Guadalajara (UDG), se requiere de voluntad política, “porque una política general debe tener la mira de los municipios y de los estados para saber dónde ponemos mayor atención y los datos son fundamentales”.

En síntesis, anotó, no sólo se requiere de fiscalías o procuradurías que sirvan para la transparencia y rendición de cuentas, sino para combatir la violencia contra las mujeres, porque “hemos tenido 17 años en lo que se ha capacitado a ministerios públicos y parece que siempre empezamos de cero. Eso ya no nos puede pasar”.

Recordó que la Conavim también tendrá actuación en el Plan de Emergencia para Garantizar la Integridad, la Seguridad y la Vida de las Mujeres y las Niñas en México, anunciado por el jefe del Ejecutivo.

Ochoa, quien cuenta con una Maestría en Género y Políticas Públicas, mencionó que en 2012, junto con el doctor Carlos Echarri del Colegio de México, se presentó el estudio Feminicidio en México: aproximación, tendencias y cambios 1985-2009.

“(El texto) decía que las niñas son asesinadas de una manera terrible, porque son ahorcadas con las propias manos de quien lo hace. Entonces, eso es para estremecernos. Nunca deberíamos aceptar ese tipo de violencias, ninguna. La verdad es que es muy muy grave”, puntualizó.