El cardenal George Pell, condenado a seis años de prisión por pederastia
13 marzo, 2019
Congreso de EU rechaza emergencia decretada por Trump para financiar muro
14 marzo, 2019

Maduro maniobra para encarcelar a Guaidó por apagón

Nicolás Maduro encontró ayer la presa perfecta para culparla del peor apagón de la historia de ese país: Juan Guaidó.

Ayer, el fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, basado, dijo, en el informe de “científicos locales”, anunció que el autoproclamado presidente interino iba a ser investigado por su presunta participación en el corte de electricidad en la central hidroeléctrica de Guri, iniciado el jueves de la semana pasada y que dejó en la oscuridad al 70 por ciento del país durante cuatro días, incluida Caracas.

“Tiene que haber justicia y tiene que aplicarse de manera severa”, declaró al respecto el presidente Maduro, quien ayer insistió en la hipótesis de que la mayor central del país fue atacada “de manera cibernética, mientras que las líneas de transmisión padecieron sabotajes electromagnéticos y físicos mediante el uso de tecnologías que sólo tiene Estados Unidos”.

Para ayudar a demostrar la teoría del sabotaje y la implicación de Guaidó y sus aliados estadunidenses, Maduro anunció la creación de una comisión de investigación, a la que invitó a participar a los países que precisamente más defienden su régimen.

“He nombrado una comisión presidencial de investigación especial del ciberataque y he pedido la incorporación de especialistas internacionales, voy a pedir el apoyo de la ONU, y además voy a pedir el apoyo, ya activo, de Rusia, China, Irán, Cuba”, dijo en una alocución transmitida en cadena obligatoria de radio y televisión, tras señalar que esos países tienen “gran experiencia” en la defensa de ciberataques.

“Hemos descubierto muchas cosas”. En su mensaje, Maduro adelantó que habrá pronto noticias importantes: “Vamos a desgranar para que ustedes sepan cómo fue el ataque, hemos descubierto muchas cosas. Ya yo sé muchas cosas, sólo puedo decir que se dirigió desde Houston y desde Chicago, desde dos ciudades de Estados Unidos”.