Trabajadores de Cultura mantienen plantón en casa de transición de AMLO
10 octubre, 2018
Anuncia AMLO inversión de 46 mil mdp para el Estado de México
10 octubre, 2018

Congreso capitalino dará seguimiento a construcción de nuevo aeropuerto

Si bien este tema tiene trascendencia nacional e internacional, en primera instancia lo es para los habitantes de la Ciudad de México y su zona metropolitana, por el impacto económico que implica, dijo Jorge Gaviño.

Bajo la premisa de dar seguimiento a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, el impacto a la población capitalina y el destino de la actual terminal aérea, el Congreso de la Ciudad de México instaló la Comisión Especial para el Desarrollo Aeroportuario Integral.

El presidente de dicho grupo legislativo, Jorge Gaviño, explicó que se trata de una comisión de análisis, estudio y divulgación de todos los temas técnicos y financieros del aeropuerto capitalino, así como de seguimiento a la consulta que sobre el tema realizará el próximo gobierno federal.

En el Salón “Heberto Castillo” del recinto legislativo de Donceles y Allende dijo que si bien este tema tiene trascendencia nacional e internacional, en primera instancia lo es para los habitantes de la Ciudad de México y su zona metropolitana, por el impacto económico que implica.

Detalló que la Comisión no solo se enfocará en el tema de la ubicación del nuevo aeropuerto en Texcoco o su construcción en la Base Aérea de Santa Lucía, sino en la operación y riesgos del actual aeropuerto, que en su caso deberá transformarse para dar servicio durante los próximos 30 o más.

Por ello, el órgano colegiado dará seguimiento puntual a la construcción de la nueva terminal aérea; el impacto que tiene en la población de la Ciudad de México; el destino del actual aeropuerto; la defensa del empleo de la gente en el Aeropuerto Benito Juárez.

Así como el uso adecuado del área federal que une a los dos aeropuertos, que actualmente no tiene un destino claro; el sistema de transporte que permitirá a pasajeros y trabajadores que residen en la Ciudad de México llegar en forma adecuada al nuevo aeropuerto.

Gaviño Ambriz indicó que esto podría ser a través de un tren rápido, como se ha planteado, tren ligero, del Metro, Metrobús o cualquier otro medio de transporte, por lo que ya sea en Texcoco o en Santa Lucía, debe analizarse la conectividad a los centros urbanos, su financiamiento y los costos.

El exdirector del Sistema de Transporte Colectivo Metro dijo que la Comisión analizará también las horas-hombre de traslado y valor del pasaje para todos los pasajeros y para los 60 mil empleados del aeropuerto.

Comentó que las 770 hectáreas del aeropuerto actual son un área que los habitantes de la capital del país deben aprovechar, aún siendo propiedad federal, mediante convenios con la federación o transferencia del terreno e instalaciones al gobierno de la ciudad como medida de compensación por la pérdida de empleos.

Asimismo, el coordinador de la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) expuso que la Comisión revisarán los procesos históricos de los diferentes intentos al respecto.

Adelantó que toda la información sobre este tema será sistematizada, por lo que se habilitará una página digitalizada en donde se suba toda la información que se reciba la comisión. “Habremos de tener debates respetuosos, análisis serenos para lograr en un momento determinado que la información esté asequible a toda la población”.

Por su parte, el secretario de la Comisión, Jorge Triana aseguró que el Congreso de la Ciudad de México sí cuenta con injerencia directa en el tema por la dimensión de la obra y sus impactos.

El diputado del Partido Acción Nacional (PAN) dijo que a 15 días de la consulta sobre el nuevo aeropuerto, la recién instalada Comisión deberá centrar sus esfuerzos en conocer el impacto en movilidad, empleo, infraestructura, competitividad y servicios que tendrá para los capitalinos.

En su oportunidad, los diputados de Morena Alberto Martínez Urincho y Guadalupe Morales Rubio consideraron que la consulta sobre la construcción del Nuevo Aeropuerto tiene el propósito tomar en cuenta no sólo a los usuarios, sino también a las comunidades y ciudadanos interesados en el espacio urbano, uso de suelo y temas de movilidad.