Viernes, 21 Abril 2017 00:00

El maíz, un referente nacional que puede perderse: Dr. Narciso Barrera

Escrito por Redacción
Valora este artículo
(0 votos)

“Pensar desde hace varias décadas que el maíz tiene que ser productivo para el mercado, ha traído consecuencias para el campo mexicano”, aseguró el Dr. Narciso Barrera Bassols, coordinador del Centro de Asesoría y Capacitación para el Desarrollo Comunitario “Ricardo Pozas Arciniega” y profesor de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). Expresó que los paquetes tecnológicos de maíz mejorado requieren de insumos externos y encarecen la producción.



 

Tan sólo en el país, 75 por ciento de la dieta de los ciudadanos es a base de esta especie además de otras como frijol y calabaza. También lamentó que las políticas públicas hayan provocado una migración de campesinos que ponen en riesgo la siembra de maíz criollo.

 

Desgraciadamente, explicó, los apoyos que muchas ocasiones dan las autoridades en materia campesina son integrados por semillas mejoradas, lo que promueve el cultivo con  insumos químicos para su crecimiento e impacta directamente en el bolsillo de los trabajadores de la tierra.

 

Aseguró que de perderse las diversas razas de maíz autóctonas, se perdería más que una semilla, sino una identidad. Añadió que los transgénicos dañan la tierra en donde se aplican los paquetes tecnológicos y atentan contra la salud de quienes los consumen.

 

“Si perdemos las variedades de esta semilla, perderíamos una parte culinaria importante de México y que es un mensaje que el gobierno manda para supuestamente atraer al turismo a través de la cocina; pero cómo vamos a atraer visitantes con maíz que enferma”, recalcó el investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

 

Asunto curioso, pues parece que la naturaleza se ha encargado de que esta clase de cultivos se integren de forma simbiótica y armonizada puesto que, de acuerdo con el Dr. Barrera Bassols, el maíz es una planta que requiere mucho nitrógeno, por lo que plantar frijol cerca de ella, le aporta el elemento necesario para su desarrollo, mientras que la calabaza, con sus hojas a nivel del suelo permite que no se evapore la humedad en la tierra cuando hay sequía.

 

Aunado a esto, el docente de tiempo completo en la UAQ indicó que gracias a que  nuestros ancestros inventaron la nixtamalización, es decir, el uso de cal y agua para cocer el maíz, se pueden inhibir algunas enfermedades como el bocio.

 

Por estas razones, expresó que no es extraño que en la cultura mexicana esta semilla sea vista como parte importante de la cultura, la religión y la alimentación; por ello, concluyó, es necesario reivindicar su calidad y producción.

Actualidad

Personas "anti-condón" están creando una superbacteria que no podemos erradicar
Seguir Leyendo
Buenas razones para seguir usando Chrome
Seguir Leyendo
Una de cada tres personas en el mundo tiene obesidad o sobrepeso
Seguir Leyendo
Los fósiles más antiguos de nuestra especie están en Marruecos
Seguir Leyendo
Las comunicaciones secretas de las plantas
Seguir Leyendo
Grabaciones de Bowie con Queen podrían ver la luz
Seguir Leyendo
¿Beber tres tazas de café al día alarga tu vida?
Seguir Leyendo