Jueves, 01 Diciembre 2016 00:00

Por fin

Escrito por Alejandra Cueto
Valora este artículo
(0 votos)

Aunque la cifra de los pocos estudios que han sido realizados en el tema varían, en la mayoría de ellos, que son impulsados por cierto por organizaciones de la sociedad civil, destaca que México es uno de los país con mayor violencia obstétrica, en el último que fue publicitado, en el del Comité del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género (Coceameg) nuestro país ocupa el cuarto lugar.


Una representación de la violencia de género que lamentablemente pasa desapercibida, pero es sufrida por muchas mujeres desde la gestación al parto, particularmente en instituciones públicas. Querétaro no ha sido la excepción, y una de las instituciones más señaladas es el Hospital del Niño y la Mujer, en donde las historias van desde ignorarlas, regaños ligeros a quienes “se atreven a gritar por el dolor”, darles “golpecitos” en las piernas, decirles que si aguantaron el encuentro sexual ahora se tienen que aguantar el parto, hasta casos más crueles como dejar a madres cuyos hijos están muertos en el vientre esperar horas o días.


Como tristemente en las instituciones de salud en el país la violencia institucional es muy popular, el hablar del tema obstétrico para muchos estaba por demás, y menos los gobernantes iban a atreverse a visibilizar esa condición.


Por eso también se vale señalar las cosas positivas, la declaración del mandatario estatal Francisco Domínguez en donde hizo pública la situación que dijo haber notado en el nosocomio en un recorrido que realizó, puso el dedo en una de las muchas llagas de la violencia de género, y aunque en su declaración sólo habló de la falta de equipo, abrió el panorama de visión sobre un problema que muchos escogieron ignorar, y en donde la voz de la Defensoría de los Derechos Humanos se ha quedado muy corta. Sea cual fuere la razón del gobernador, dado que fue en las fechas cercanas al Día Internacional contra la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, tuvo mucho eco, y ahora será interesante estar al pendiente de las acciones que serán llevadas a cabo para combatir tal problemática.

También anunció que el Instituto Queretano no sólo no sufriría una reducción de recursos, sino que le darían más presupuesto. Además urge que cumplan con las recomendaciones de la Conavim, porque el tema de los feminicidios es uno de los más sentidos por la sociedad.

QUIERE FORO

Por cierto, ya en temas más políticos, una mujer que ha mostrado su capacidad es la diputada de prerrogativas neoaliancistas, pero de corazón y militancia priísta (y consejera) María Alemán, por eso extraña que a cada rato salga en conferencias de prensa en donde parece que lo único que busca son reflectores, porque a veces hace críticas que bien fundamentadas parecerían legítimas, pero usualmente reacciona al tema días, semanas o meses después, como pidiendo que el  presidente municipal la suba al ring, y lo peor es que muchas veces sí le dan el gusto. Aún con todo, en la Legislatura parece ser la única con una voz de oposición del PRI, y es más creo que en general, porque muchos regidores de varios ayuntamientos tampoco dicen pío, y a veces ni van a cabildo… pero pues estaría más interesante escuchar sus propuestas…

ALEJANDRA CUETO
*Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.